Noticias

El grupo de Josh Homme acordó su cuarta visita al país para el 21 de ese mes, con un concierto en el Movistar Arena para presentar Villains, su último disco.

La legión rockera chilena vuelve a tener motivos para celebrar: Queens of the Stone Age, uno de los últimos conjuntos que concita la aprobación unánime de los seguidores del género, y a menudo catalogados como “salvadores” del mismo, ya tienen lugar y fecha para el concierto que los traerá de regreso a Chile. Será en el Movistar Arena el próximo 21 de febrero, abriendo la temporada 2018 de grandes eventos musicales en la capital.

Tal como adelantó La Tercera el sábado pasado, el grupo que comanda el vocalista y guitarrista Josh Homme vuelve para ofrecer su segundo recital en solitario en el país, luego de su potente actuación en el mismo recinto del Parque O’Higgins en 2014 (antes estuvieron en los festivales Maquinaria 2010 y Lollapalooza 2013). Al igual que en esa última visita, los californianos llegan con un nuevo álbum para mostrar al público chileno y con la misma formación, con John Theodore en batería, Troy Van Leeuwen en guitarra, Dean Fertita en teclados y Michael Shuman al bajo.

Y aunque en el papel las condiciones se repiten, tres años después los de Palm Desert llegan acompañados de una carga algo más estelar, con una audiencia que se ha expandido sostenidamente en el tiempo y un renovado estatus en la industria. Lo anterior se hizo patente con la publicación a fines de agosto de Villains, su séptimo trabajo de estudio y el motivo de su actual gira promocional, un álbum recibido con entusiasmo por parte del medio y ubicado -incluso antes de su lanzamiento- como uno de los títulos más destacados durante la presente temporada.

Si bien está contemplado que se agreguen más fechas en la región, el nuevo recorrido sudamericano de Queens of the Stone Age hasta ahora comenzaría en Chile, para luego rematar con cuatro shows ya anunciados en Brasil (entre el 25 de febrero y el 4 de marzo) y otro en Argentina, el 7 de marzo. A diferencia de lo que ocurrirá en esos países, en Santiago serán plato único y no compartirán escenario con Foo Fighters, quienes por ahora no han acordado su regreso a Chile. Esto, en gran medida, debido a la elevada tarifa solicitada por la banda de Dave Grohl y a su último antecedente local, de 2015, con un recital que pasó del Estadio Nacional a la Pista Atlética del mismo ante la irregular venta de entradas.

Los boletos para el concierto de QOTSA se podrán adquirir a partir de este lunes 30 y a través del sistema Puntoticket, con precios que irán desde los $26.900 a los $67.200 (ver recuadro).

Momento estelar

Si bien no deben ser muchos los fans duros de Queens of the Stone Age que ubiquen a Villains en el primer lugar de sus preferencias, el último trabajo en el estudio de los californianos figura entre los más relevantes de su discografía. Producido por Mark Ronson, el hombre detrás de Uptown funk y uno de los productores de moda en el pop anglo (con trabajos junto a Lady Gaga, Sia y Adele), el séptimo LP de Homme y compañía expande los límites de su propuesta, tanto en lo artístico como en lo comercial.

Es posible que algunos seguidores más puristas de la banda -aquellos que los vieron surgir de las cenizas de Kyuss a fines de los 90, con un sonido potente y espeso reservado sólo para algunos- no comulguen del todo con su última apuesta, donde se profundiza su gusto por el rock and roll de la vieja escuela y aparecen algunos teclados y piezas más bailables. Pero el ejercicio sin duda vuelve a ubicar a QOTSA como un animal único en su especie, capaz de conciliar la aprobación del universo rockero con los volúmenes masivos de venta y ejecuciones. No por nada, Villains es el responsable que el conjunto haya vuelto al top 10 del ránking Billboard, hito que no lograban desde 2003, con No one knows.